viernes, 2 de julio de 2010

Ruta de senderismo: Ambasmestas - Balboa (El Bierzo, León)

Hoy fui con mi hermana de senderismo a Ancares, en la leonesa comarca de El Bierzo. No se si alguna vez lo había escrito en este blog, pero no me cansaré de decirlo, soy un enamorado de El Bierzo. Por cierto, si a alguien le interesa el origen de la bandera berciana, puede visitar este link: http://corazonleon.blogspot.com

La ruta iba de Ambasmestas a Balboa. El recorrido me pareció una gozada, grades castaños, muchos helechos, mucha agua... Lo que me gustó menos fue la mala indicación de la ruta, vamos, la nula indicación de la ruta, un cartel al empezar, uno al finalizar y fin, durante todas las bifurcaciones, apáñatelas rapaz. Siempre dije que no sabemos promocionar la nuestro, cuidar lo nuestro. Si los paisajes bercianos, si los picos de Europa, si los monumentos que tiene León los tuviesen catalanes, vacos, madrileños, andaluces, etcétera, se conocerían hasta en Guinea Bissau, así, ni nosotros mismos los conocemos.










El recorrido nos pareció corto, a si que en vez de ir directos de Ambasmestas a Balboa, pasamos por Villafeile y Quintela (este último tiene un molino muy especial, digno de visitar).









Al llegar a Balboa me sorprendió la belleza del pueblo, su río, su pradera, pero sobre todo las pallozas. Entramos en una de ellas, en la cual, algún sábado hace una oferta, a saber, cena, concierto, habitación en hotel y desayuno 45 € persona, para mas información http://www.ayuntamientodebalboa.org/










Otra pequeña crítica que quiero hacer. No entiendo la manía que tenemos de castellanizar los nombres tanto de la toponimia mayor como de la toponimia menor. Todos los vecinos dicen Canteixeira, pero en los mapas oficiales viene el nombre castellanizado, aunque nadie lo utilice, pero bueno, la lengua castellana por bandera, eso que no falte.

Y poco más, al llegar de nuevo a ambasmestas, nos refrescamos los pies en el río y vuelta a casa. ¡Nos vemos en la siguiente!


2 comentarios:

BACO dijo...

La primera vez que entré en una palloza, tuve la impresión de que había penetrado en una nave del tiempo. Fue en el punto más alto de los ancares leoneses.
Desde entonces, no hay viaje al Bierzo que no pase por una, a la tarde, junto a su chimenea. Manoseando pensamientos dentro de su alma de barro.

Fuerte abrazo, Abel

Lamas dijo...

Joooo, esos son mis dominios!!!jejejej!! En la palloza de canteixeira nació mi bisabuelo, me tiro muchas noches en Amalavida de Balboa, los mojitos me los tomo en el Molino... Ains... que ganas de irme para allí yaaa!!Y no subisteis hasta Canteixeira? Tienes que ir a verlo, es precioso!!
Un saludo.