viernes, 20 de enero de 2017

Fanzine "De Cortos" (2017)

Un buen amigo, del que no diré su nombre por si la fiscalía del Estado lee este artículo, me regaló 7 de los 12 números que vieron la luz del conocido fanzine maragato “De Cortos”. Durante un pequeño rato, imaginé que este fanzine se publicara hoy en día y cuáles serían las consecuencias, visto lo ocurrido con la sentencia del Tribunal Supremo pidiendo a César Strawberry un año de cárcel por escribir 6 tuits o la petición de 2 años y medio de cárcel a Cassandra por hacer un chiste sobre Carrero Blanco, el mismo Carrero Blanco que aupó al poder a Felipe González, sí, el exconsejero de Gas Natural, los de la subida de la luz. Pero claro, es normal que estas cosas pasen, ya que Unidos Podemos está gobernando con su estilo bolivariano. ¡Ah, perdón!, que está gobernando el Partido Popular con el apoyo del PSOE y Ciudadanos.



A lo que vamos, si en este 2017 “De Cortos” se publicara de nuevo, imagino cuales serían las reacciones, y digo imagino eh, que no quiero pasar por la cárcel. Bien, el PAL-UL tacharía a sus autores de comunistas, de romper Astorga, España y por supuesto, echaría la culpa a José María Jáñez y a Javier Rodera de financiar el fanzine. La “Pluma imbécil” sacaría un artículo en su periódico insultando a los autores, llamándoles venezolanos, cubanos, coreanos o iraníes, pero por supuesto, nunca saudíes, no vaya a ser que Felipe Sex, el de mi quinta, se enfade. El director de teatro de los chascarrillos y el humor picantón escribiría en esa página de referencia mundial, donde los argumentos y el análisis político son estudiados en las universidades más prestigiosas, de nombre AntiPodemos Astorga, que las personas que colaboran con el fanzine están obedeciendo órdenes de Pablo Iglesias y son gestionados por Óscar González y Juan Carlos González. Toda la culpa para los podemitas, claro. A todas las concejalías del Excelentísimo Ayuntamiento llegarían hojas impresas con informes de los comentarios en RRSS sobre el fanzine y las críticas hacía su gestión (un saludo desde aquí a la persona que realizaría esta tarea). En el PSOE dirían que sí pero no, que es demasiado visceral y que la libertad de uno acaba donde empieza la del otro. Luego se abstendrían y así saldría adelante la ley de seguridad ciudadana o ley mordaza promovida por el Partido Popular. Hasta algún aficionado invicto del equipo de fútbol de la ciudad soltaría exabruptos del mismo calibre de los que usan contra los inmigrantes, aunque si esto sigue así, tendrán que ser ellos los que emigren en busca de trabajo. Ya saben, las contradicciones del racismo.

En fin, este fue mi ejercicio de imaginación, amenizado con una canción de Boikot del año 2004, hoy desgraciadamente tan de actualidad. En esa canción se escucha lo siguiente:

Hitzen munduan mugitzen gara aske izan nahian kaiolan libre garela ezin onartuz / (Nos movemos en el mundo de la palabra, queriendo ser libres. No podemos aceptar que somos libres en jaulas).


Pd. El silencio te hace cómplice, por eso, nunca nos callaremos.

sábado, 17 de diciembre de 2016

A Sergio del Molino


Cruce de caminos

Observar al otro lado
el ruido incesante
de maletas sin rumbo.

La torpeza ingrata
de los peldaños
que aún conscientes,
marchitan altivos
la rosa de los vientos,
la flor de lis que nos acunó.

El incesante vaivén 
que refugia al errante.

Las raíces guillotinadas
en el acta de la negación.

Regatos que solo se detienen
en la estación de lo bucólico,
cuando muestran su obra
en exposiciones de folclore.

Sentimientos desafinados
bajo la batuta de la distancia.

Un letrero abatido,
sumiso al abandono,
que resiste para decir:
 “no busque culpables
más allá del olvido”.



Pueblos


A Dionisio, afable anfitrión

Niebla densa manando
de unas fuentes ya secas.

Océanos rociados de verde
con el sigilo del eremita.

Campanas tañidas por ladridos
que escoltan al silencio.

Una claraboya desempolvando
ese pasado ya adormecido.

Puertas lastimadas de girar,
indolentes, a su otro lado.

Pueblos que son, quizás,
en el recuerdo narrado.






viernes, 16 de diciembre de 2016

Liebre Libre, de Ramón Núñez

1)

Y lloré,
un día de lluvia.
Esclavo de ella,
miedo;
esclavo del miedo.
Y lloré,
un día de lluvia.

Es lluvia;
son pequeñas gotas de agua,
que beben del cielo gris.

¡Es otoño!,
todo lo dice el otoño.

2)

Perder el tiempo,

como un gato perezoso.

Envuelto en ti,
y para ti.

Solo eso,
nada más...


Liebre Libre. Fuenteencalada 17, Centro de Estudios Astorganos "Marcelo Macías" (2007)