martes, 3 de mayo de 2016

Cultura y memoria, ¿dónde estáis que no os encuentro?

Este sábado acudí al C.I.T. La Comunal del Val de San Lorenzo a un acto cultural que llevaba por título Por tierras de León y Portugal, en el que el periodista Agustín Remesal presentaba el libro “Por tierras de Portugal, un viaje con Unamuno” y el músico, actor y poeta Carlos Huerta, junto con Javier Morán, musicaban varios poemas del libro “Cancionero de Sagres”, de Antonio Pereira. Este evento, está encuadrado en el ciclo Primavera cultural, en el que los sábados 19 de marzo; 2, 16, 23 y 30 de abril; 7, 14 y 28 de mayo  y 4, 11 y  18 de junio los vecinos y vecinas del Val tienen una alternativa de ocio y cultura más que interesante.

En la vecina Astorga, la actividad cultural y de ocio en esta legislatura, casi roza la nulidad. El motivo que se le dio al Ateneo Republicano de Astorga para no ceder un local público para una actividad cultural e histórica un sábado, fue que los técnicos de cultura tenían mucha carga de trabajo. Bien, hasta aquí todo correcto, pero uno analiza lo siguiente:
  • Arsenio García (Alcalde): 1.950 € por media jornada laboral.
  • Pablo Peyuca González González (Tte. Alcalde): 1.750 € por media jornada
  • Silvia Cobos y Laura Galindo (Concejalas): 1.500 € con una dedicación completa.
  • Javier Guzmán, Ángel Iglesias, Marcelina Gómez y Rubén Río (Concejales/a): 1.200 € media jornada.
  • Manuel Ortiz, José Guzmán y Mª Emilia Villanueva (Concejales/a): 200 € cada dos meses por cada Pleno Ordinario, más 50 € por cada Comisión, más 200 € por cada reunión semanal de la Junta de Gobierno Local (800 €)

y se da cuenta que es normal que no haya actividades culturales o lúdicas los fines de semana, porque tanto el sueldo destinado para ello como para una posible contratación de técnicos de cultura o monitores de tiempo libre, se gaste en los sueldos del Equipo de Gobierno. También, claro, en actos de representación que ahora el PAL (o lo poco que queda de él) ya no denuncia, como el celebrado con el Bienvenido Mr. Marshall pero en plan más cutre si es posible. Me refiero a la celebración del Bicentenario de la acogida del Regimiento Imperial Alejandro por Astorga (1816-2016), que se resume en que la ciudad de Astorga acogió a 3.500 soldados españoles que luchaban a órdenes del ejército ruso cuando pasaron por aquí. Así, sin más. Curiosamente, al acto de la fosa común del cementerio de Astorga no acudió ninguna persona del equipo de gobierno para honrar a los vecinos y vecinas deAstorga que fueron fusilados durante la Guerra Civil, pero claro, una vez más se hace palpable ladiferencia de víctimas, en parte, gracias a la ejemplar y divina Transición.

Se suele decir, popularmente, que la derecha sabe gestionar mejor el dinero que nadie, ya que en  eso tienen mucha experiencia. Demostrado queda, viendo que la sede del PP en Madrid fue pagada con dinero negro  o echándole  un vistazo a la lista de invitados e invitadas de la boda de Ana Aznar y Alejandro Agag. Sobre el PAL, poco que añadir, un partido que decía, venir de la calle, pasa a tener a su cabeza de lista cobrando 1.750 € por media jornada. A esto le sumamos que también tienen que pagar a una periodista contratada a dedo (algo que puede traer graves consecuencias) para que haga la selección de noticias publicables y de qué manera debe hacerse y da como resultado que Astorga no ofrece actividad alguna durante los fines de semana.

Mientras tanto, algo en la izquierda se va haciendo cada vez más grande. Como dije en mi último escrito, ¡Unidos, Podemos!

jueves, 21 de abril de 2016

Amor, rebeldía, libertad y sangre, ¿germen de un proyecto?

Esta tarde, en la estantería de casa de mis padres, vi como un libro que ya leí hace años me hizo un guiño, "Amor, rebeldía, libertad y sangre", (Artes Gráficas Bretón, 2003), de Manolillo Chinato. Empecé a leer el prólogo de Juan Carlos, los textos de Fito, Iñaki, Robe, y Pedro Javier. Luego un poema, otro, otro más y así, hasta que acabé el poemario.



No sé si yo busqué este libro o este libro me buscó a mi, lo cierto es que desde noviembre del año pasado, Javier Morán, Carlos Huerta y yo estamos embaucados en un proyecto poético musical del que ya tenemos varias canciones y hasta nombre del grupo, a saber, Cuatro llobos. A las guitarras de Javi (eléctrica y española), al acordeón y al piano de Carlos y a los versos de un servidor, seguramente se sumen la batería y la caja de Manu. Este proyecto, al menos como yo lo veo, puede tener su germen en estos poemas de Manolillo Chinato y al disco Poesía Básica (DRO, 2001) del grupo Extrechinato y tú (Robe, Fito, Iñaki y Manolillo).

Sabemos que la meta está lejana y muy alta, pero, ¿acaso no se empieza a recorrer toda vereda con un primer paso?




Herrador

Con y martillo y tu yunque
y un trozo de hierro blando,
entre sudor y carbones,
herraduras vas labrando.

Tu sonido te delata
en el silencio del campo,
mas hierras a los caballos
para seguir cabalgando.

Batallando por la sierra
herraduras van sonando,
los caballos van contentos
de no ir siempre descalzos.

Si yo fuera un caballo
iría siempre descalzo
porque no habría hombre
que se atreviera a montarlo.

martes, 12 de abril de 2016

IX jornadas republicanas en Astorga

Con motivo de la conmemoración del 85 aniversario de la II República española, el Ateneo Republicano de Astorga organiza las que ya son sus novenas jornadas republicanas.
En esta ocasión, el título que llevan estas jornadas es “Fue como un sueño”, en alusión a lo que significó la llegada de la república y todo lo que representaba, gracias al empuje de un pueblo que estaba cansado de una forma de gobierno que en nada favorecía su forma de vida. Democracia, aprobación del voto femenino, reforma agraria, reforma del régimen penal y la vida en las cárceles, separación de Iglesia y Estado, reforma educativa y un  largo etcétera que hizo que, entre otros lugares, la madrileña Puerta del Sol viviese un ambiente de euforia que muy pocas veces se vio hasta el día de hoy.

El acto se divide en dos días, el primero, el viernes 15 de abril a las 20:30 en La Ergástula del museo remano de Astorga, en el que se desarrollará una conferencia histórica, “La República Española, sus logros y tropiezos”, amenizada con textos, música y poesía a cargo de Abel Aparicio, Miriam Chana, Miguel García Bañales, Sol Gómez Arteaga, Oscar González, Carlos Huerta y María Antonia Reinares.

El segundo día, domingo 17 de abril en la fosa común del cementerio municipal, se celebrará un “Homenaje a los represaliados por defender la República”, un homenaje necesario, en parte, debido a que el Estado español cuanta con el triste privilegio de ser el segundo Estado del mundo con un mayor número de desapariciones forzosas, 114.226 según los datos que maneja la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (A.R.M.H.). Recordar que el acto de secuestro, privación de libertad y posterior asesinato es el delito más grave que figura en la Carta Internacional de Derechos Humanos. Este acto contará con la participación de Sol Gómez Arteaga y José Manuel Villaméa Curiel, ambos familiares de represaliados. Se sumará la música de Cristina Pimentel, Antonio García, José Juidía y Javier Galán más la intervención de Carmen Valderrey. En el acto, se depositará centro de flores con los colores de la bandera republicana a los pies de la fosa común.

Con estos actos, el Ateneo Republicano de Astorga pretende homenajear lo que significó la II República Española y a sus protagonistas, para que su recuerdo no caiga en el olvido y que, con el empuje de todos, con lo que nos enseñaron y lo que estamos viviendo, la III República deje de ser un sueño y se convierta en una necesaria y justa realidad. Los sueños no necesariamente ocurren cuando estamos durmiendo.



jueves, 7 de abril de 2016

Días de ruta, by Vicente Muñoz Álvarez

Hacía ya bastante tiempo que tenía ganas de leer "Días de ruta" (Ed. Lupercalia, 2014), de Vicente Muñoz Álvarez y que cuenta con el prólogo de un buen amigo, Gsus Bonilla. Un diario, un saco de boxeo, un poema que muestra transparente los miedos, un relato que discurre al ritmo frenético de los pensamientos, un sube y baja, una carretera vacía, una ciudad atestada de gente, un huerto con toda su paz. Un libro, una vida.




Indicios

mirar hacia dentro 
y describir el caos interior

el desasosiego la impaciencia 
la inconstancia la lucha

para mostrar al exterior
algún indicio

 el cielo y el infierno 
la duda y la ensoñación

aunque no te lleve a nada
aunque no consigas nada

solamente
ser tú mismo


Fronteras

están primero
las metas

lo que te gustaría ser
cómo desearías estar parecer
dónde querrías llegar

y están después
las fronteras

lo que realmente eres
cómo estás pareces
dónde te encuentras

asumirlo lleva
toda la vida

sábado, 2 de abril de 2016

Canciones de la gran deriva, de Vic

Uno, que aún sigue creyendo en las bibliotecas públicas, echando un vistazo a los libros que posee la de Astorga se encuentra con uno que llevaba tiempo con ganas de leer, Canciones de la gran deriva (Ed. Origami, 2012), de Vicente Múñoz Álvarez, persona que conocí a través de un buen amigo, Gsus Bonilla. Decir que gracias a Vic, empecé a participar en los Dolores de poesía que organiza Felipe Zapico, otro que tal baila, pero esa es otra historia. Este libro, reedición de aquel publicado 1999, cuenta con el prólogo de David González, persona por la que quizás me enganché a la poesía aquel febrero de 2008 en Illescas.




El caso, que la tarde de viernes se la dediqué a leer este poemario y a darme de bruces con puñetazos como este:

Olvidar las oscuras golondrias

Ser poeta en la calle
en el metro
en el supermercado

olvidar las oscuras golondrinas

llamar a las cosas por su nombre
y dirigirse al pueblo

impedir que la poesía
se convierta en algo inútil

cargarla de pólvora
y apuntar certero al blanco

evitar que te alcance
la explosión.