jueves, 8 de abril de 2010

El tren de la justicia, no tiene parada en España

Cuando a alguien se le ocurre hacer lo que debio ocurrir hace 35 años, vamos y lo encarcelamos.
Desde aquí, quiero darle las gracias a Santiago Macias por todo lo que está haciendo.

Disfraz de transición


“Cuando envainó la espada dijo, dice:
La democracia es lo perfecto.
El público aplaudió. Solo callaron,
impasibles, los muertos.”
Ángel González


Buscasteis en el diccionario la palabra culpable
y decidisteis no soportar el peso de la vergüenza.

Disfrazasteis de mentira la palabra transición
y las victimas se reflejaban en espejos de injusticias.

Se buscaron responsables a décadas de silencio.
La única respuesta fue una amnistía
y la voz de una televisión que sigue aburrida
de mostrar verdades con pantallas en negro.
Los hijos robados buscaron a sus padres
y solo encontraron sotanas llenas de dinero
junto a madres con secuelas de vacío.

Nos impusisteis un heredero que vio caer la noche
con calles sembradas de tanques
y congresos con pistolas por escaños,
pero todo el castigo que sufrieron los culpables

está en la misma celda que las nubes.

En las paredes dibujaron palabras,
“Pan, Trabajo y Libertad”
y vuestra respuesta fue una bala directa
a las conciencias del amanecer.


Los trabajadores pedían la dignidad de su sueldo,
el reconocimiento de sus manos
y el honor de sus espaldas,
pero vosotros pagasteis con muerte y odio
mientras ríos de lágrimas naufragaban por las calles,

sufriendo como castigo el silencio de la justicia.
Justicia, humillada con la etiqueta de sumarísima,
justicia, víctima del más cobarde de los silencios
ante las lágrimas derramadas por Temis
en el despacho donde estaba representada.

Por eso, por toda la impunidad que se os entrego,
por todos los delitos que ahora son leyes,
por todos los sillones que ocupasteis
en ministerios y no en banquillos de la Haya,
por todos los juicios que quedaron sin celebrarse
y por toda nuestra pasividad,
ahora, cuando decís que la transición fue modélica,
vamos, y nos lo creemos.

Abel Aparicio González – 2010

Del poemario inédito "Tintero de tierra / Tinteiru de tierra"

2 comentarios:

Avelino dijo...

Hola Abel, que razon tienes, tenemos una justicia "MUY JUSTA".....para los de siempre....
Lo que estan haciendo intentando tapar la boca a Garzon es propio de bananalandia.....asi nos va!
Y los de siempre calladitos o dando palmadas y apoyando a los MANOS LIMPIAS.....que hipocresia!

Samuel dijo...

Precioso, no sabía que se te daba tan bien el verso... me ha gustado.

Por cierto el otro día en el Jueves decía que Franco iba a iniciar un procedimiento penal contra Garzón por juzgar los crímenes del franquismo... lo jodido es que más o menos ahi anda la cosa... y por los franquitos de turno...