martes, 11 de octubre de 2011

Un poema: Hasta el último

Hasta el último
A la A.R.M.H.
Una vez más

Dijeron silencio,
dijeron silencio a las lagrimas,

dijeron amenazas en la oscuridad del miedo,

dijeron

mis balas en la alborada,
mis balas en tu soledad,

dijeron baile de acordes
en la melodía de la impotencia.



Dijisteis no,
que no,

verdad,
justicia,
reparación

hasta que sus espejos
dibujen vergüenza,

hasta que la transición
sea digna de mirarse a la cara,

hasta que la mentira
enarbole la bandera del fracaso.

y sé,

jamás estuve tan seguro de algo,
que la cadena perpetua
impuesta en los libros de historia,
esa que escribe cada familia con arrugas de dolor,
verá como se doblegan los pilares de la injusticia
gracias a la fuerza que produce
el redoblar de vuestros corazones
y la paz recolectada en cada cuneta,

para que el descanso,
por fin,
se siente en la misma mesa
de aquellos que lucharon
por la libertad.


Abel Aparicio González - 2011


4 comentarios:

Irma dijo...

Gracias!! estoy segura que desde algun rinconín no demasiado lejano "están agradecidos" y ahora nos toca a nosotros luchar por la libertad.

Gracias Abel, me encanta lo que haces (ya lo sabes)

Un abrazo muy utópico, Irma.-

Rontxo dijo...

No podías faltar tú ese día. Es la ostia ser una de tus musas.

antonio manuel fernandez morala dijo...

Lleno de memoria , y lleno de compromiso, muy sentido, fuerte abrazo Abel.

Alnagu dijo...

Bonito poema compañer@ :D