miércoles, 7 de octubre de 2009

La esencia

Es el escudo, la savia que le da vida llamada cantera,
su afición y todo lo que se respira cada tarde en el Calderón,
eso que no cabe en las letras y que no se puede enseñar.

Por todo ello, este sábado, volví a sentir esa sensación,
lo que hace que los que estén sentados a tu lado sonrían,
no ya por el resultado, si no por haber encontrado la esencia,
esa que produce cuando ves a alguien que ha mamado rojiblanco,
que lo ha soñado y ha sonreído en la grada desde muy niño.


Escuchar el nombre de uno de los nuestros,
coreado al unísono
por miles de voces unidas en una,
es algo que no pasaba desde que a otro niño rubio
se le ocurrió hacernos felices
con los mismos argumentos.

Una vez más, algo me demostró
que no son los millones.
Todos sabemos que sí, que hay cosas muy dulces,
pero ellos saborean cada segundo vivido
representando nuestro escudo,

lo besan sin cámaras delante ni audiencias detrás.

Este sábado, al finalizar el partido,
una voz salio de nuevo de la ribera del Manzanares
con la misma entonación que se brinda a los de casa,
a los que saben de tu complicidad con esos colores.

Por eso, a Illescas, ciudad de mis tantos buenos momentos
envío un saludo en formato papel,
en forma de reconocimiento
y se que tanto el remitente como el destinatario
si besarán ese escudo de rayas.


Abel Aparicio González - 2009


*Dedicado a David De Gea Quintana y a toda la cantera del Atlético de Madrid

















2 comentarios:

KEBRAN dijo...

ENHORABUENA POR LA ENTREVISTA
KEBRAN

Anónimo dijo...

Como Robert de Niro, es uno de los nuestros. Mena.