viernes, 27 de marzo de 2009

Convivencia










Ayer por la tarde me fui a dar una vuelta por el (mi) barrio madrileño de Tetuán, para hacer un recorrido por siete sedes de otras tantas religiones. No es que sea yo religiso, al contrario, me considero no perteneciente a ninguna de ellas, ya que no creo nada de ninguna.

Mi humilde opinión es que las religiones surgieron para explicar lo que hasta entonces no tenía explicación, vease el dios sol, la diosa lluvia, la
diosa sabiduría... Posteriormente se transformo en el uso del miedo, para tener controlada a la población, ya que como bien vi en una pelicula ("El nombre de la rosa"), sin miedo no hay fe, y sin fe se acaba esto. De ahí la quema de libros, entre otras muchas cosas, por no hablar de la inquisición y sus placenteras torturas (véase la ironía). Actualmente es un negocio, todas buscan adoctrinar, de ahí que no se abran por miedo a que la gente vea más allá. Aunque siempre quedará alguien que se va de misionero a África, Latino-Ámerica... y él o ella, trendrá mi respeto, y no los seres sin conciencia que se bañan en oro y comen caviar en sus sedes, vease la favela del Vaticano (véase también la ironía).

Pero al margen de mi opinión, que tampoco tiene por que ser la verdad absoluta, (como dijo Antoni
o Machado, Tu verdad no; la verdad y ven conmigo a buscarla. La tuya, guárdatela.) la realidad es que en estos tiempos de intransigencia e intolerancia, 7 religiones conviven en un mismo barrio sin enfrentamientos, y eso se llama respeto, un bien en peligro de extinción.





















2 comentarios:

R.Chao dijo...

La penúltima foto no sé a qué religión pertenece, pero da un mal rollo del copón. Parece la sede de una secta lovecraftiana. Ia, Cthulhu!

Abel dijo...

Los evangelistas, jejeje